Una grabación difundida en redes sociales por el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, exiliado en España, muestra el momento en el que dos hombres escarban en bolsas negras, a plena luz del día, en algún lugar de Venezuela no especificado.

En el mensaje que escribió, Ledezma increpó al dictador Nicolás Maduro por haber dicho, “como un fanfarrón”, que no va a haber ningún tipo de intervención en el país ya que, según el mandatario, no hay ningún tipo de crisis en el país.

Este es el video difundido por el exalcalde:

Las imágenes resultan sorpresivas ya que, a pesar de que las escenas de personas que buscan comida en la basura en Venezuela no son nuevas, sí es la primera vez que se ve a uniformados en esa situación. Además, se revelan poco menos de un mes después de que The New York Times hiciera un reportaje con imágenes desgarradoras de niños desnutridos y muertos de hambre en el país vecino.

Por otro lado, Blu Radio informa que además de las recurrentes búsquedas de comida en la basura, muchos venezolanos también optan por pedir algo de alimento en establecimientos como restaurantes, panaderías y supermercados.

Además, la emisora dice que a pesar de la evidente crisis, hay personas que aún viven en Venezuela como lo hacían en los años de bonanza y van a los mejores restaurantes. También explica que en el país funciona el “capitalismo de Estado”, en el que las personas que están cerca al gobierno son quienes pueden comprar y gastar a sus anchas. Los demás, deben hacer interminables filas.

El periodista Juan Roberto Vargas menciona que la élite de Venezuela que puede disfrutar de los escasos beneficios que hay en el país vecino está integrada por el gabinete de Maduro, la cúpula de la petrolera estatal PDVSA y los empresarios que ignoraron los abusos del gobierno en los últimos meses.

Blu sugiere también que son ellos quienes copan los restaurantes más lujosos del país (en los que, a pesar de la crisis, no se pueden hacer reservas porque están a tope) y pueden pagar platos de 100 o 150 dólares, algo a lo que, de ninguna manera, puede acceder una persona de a pie, que muchas veces debe recurrir a escarbar en la basura.