Un astronauta japonés que participa en una misión en la Estación Espacial Internacional (ISS) desde mediados de diciembre, anunció haber crecido nueve centímetros en el espacio, pero el revuelo de su impresionante anuncio lo obligó a corregir el error de su publicación.

“Hemos medido mi estatura y, guau, ¡he crecido nueve centímetros!”, tuiteó Norishige Kanai el lunes. “He crecido como una planta en apenas tres semanas”, dijo, añadiendo que no había conocido tal cambio desde su adolescencia. “Temo no poder encajar en el asiento de [la nave] Soyuz en el momento del regreso”, escribió con humor, suscitando decenas de miles de reacciones en las redes sociales.

“¿Alguien puede llevarme al espacio? Quiero crecer”, escribió el usuario @KakeruTokyo en Twitter. “Señor Kanai, le envidio. Me pregunto si yo hubiera tenido una vida distinta si midiera 10 centímetros más”, tuiteó otro usuario.

Sin embargo, también se hizo notar cierto escepticismo sobre su afirmación. Un colega ruso hizo públicas sus dudas sobre el espectacular estirón del asiático, a quien no le quedó otra opción que enmendar su anuncio.

Nuevamente en Twitter, pidió perdón por esas “fake news” (falsas informaciones). “Me siento aliviado, podré entrar en la nave Soyuz”, añadió. Solo se había estirado dos centímetros, un 22% de lo que había anunciado inicialmente. “No me duelen la cadera ni la espalda, por lo que creo que no he crecido 9 centímetros. Mi capitán lo sabía porque es veterano en esto”, continuó Kanai en la red social.

Con su 1,80 m de estatura, Norishige Kanai ya es mucho más alto que el hombre japonés medio, que mide 1,71 m, según las últimas estadísticas oficiales.

En las largas estancias en el espacio, el cuerpo se alarga debido a la ausencia de gravedad, pero recupera rápidamente su estatura inicial al regresar a la Tierra.

En 2016, el astronauta estadounidense Scott Kelly creció cinco centímetros durante su misión. Sin embargo, al volver a Tierra, los perdió en apenas un día. Además, reveló que sufrió fuertes dolores en la espalda a su regreso.