Los presos hacían fila alrededor de una pequeña mesa de madera sobre la cual estaban organizadas en 6 filas las más de 100 líneas de cocaína. Los hombres aguardaban por su turno y, cuando por fin llegaban a la mesa, usaban papeles (que podrían ser billetes, aunque en la grabación no se ve bien) para esnifar el polvo.

El hecho ocurrió en una cárcel de Porto Alegre, Brasil, y fue grabado con el celular de uno de los reclusos que estaba en el lugar; las imágenes, después de mucho rodar, llegaron al Comando de la Brigada Militar, y también se han viralizado en redes sociales.

En la grabación, que dura casi 2 minutos, se ve que al menos 12 reclusos hacen lo mismo, mientras que detrás de ellos la enorme fila sigue. Según el medio brasileño Correio do Povo, no se sabe cuándo fueron registradas las imágenes.

Las autoridades carcelarias abrirán un proceso administrativo para establecer la manera en que la droga llegó al interior del penal. Por su parte, la Secretaría de Seguridad de Río Grande del Sur dijo que está revisando los hechos para tomar medidas.

De acuerdo con el portal Playground, la “orgía de coca”, como la han denominado algunos medios, fue organizada por una banda que controla la cárcel y que se aseguraba de que cada uno de los presos consumiera solo una línea de la droga.

Este es el video, que ha circulado ampliamente en redes sociales: