Los billetes falsificados habían sido ocultos en medio de aparentes individuales de mesa (artesanías bordadas en tela para adornar ambientes de cocina). El total de los 35.000 dólares estaba distribuido cuidadosamente en la encomienda en billetes de denominaciones de 100 dólares, con el propósito de burlar los controles.

Sin embargo, el sábado 6 de enero, efectivos de la Policía Nacional del Circuito El Sagrario, durante una revisión de rutina de las encomiendas dejadas en una agencia de envíos del Centro Histórico de Cuenca, localizaron el contenido ilícito.

La Policía refiere que las modalidades utilizadas para el tráfico de moneda falsa y otros objetos ilícitos son diversas, por lo que se inspecciona minuciosamente el contenido.

De acuerdo a los registros del correo paralelo, la encomienda que contenía el dinero falso provenía desde La Troncal perteneciente a la provincia del Cañar, llegó a Cuenca y tenía como destino Newark, Estados Unidos.

La Policía verificó los datos de la persona que enviaba el paquete y de quien recibiría el producto. Las primeras averiguaciones determinaron que la documentación utilizada es falsa con el fin de evitar que los implicados sean localizados.

Mauricio Caiza, jefe del Escuadrón Motorizado del Distrito de Policía Cuenca Norte, indicó que los billetes falsos son decomisados para el desarrollo de las investigaciones.

El uniformado detalló que los controles en las agencias de envíos son frecuentes para evitar el envío de objetos ilícitos o sustancias.