La foto que muestra al animal en la cama fue recibida por el grupo el pasado 2 de enero, pero se ha viralizado a lo largo de la semana. De acuerdo con el relato, la serpiente vivía en el techo de la casa, y nunca antes había bajado, pese a que los residentes la veían cada cierto tiempo.

El asunto cambió cuando la mujer que vive en la casa (cuya identidad no fue revelada) se despertó a las 3 de la mañana y halló al animal, enroscado, debajo de su almohada. La imagen adjunta deja claro que el susto debió ser monumental.

La mujer de inmediato llamó a un grupo de expertos para que se ocuparan del animal. The Snake Catcher, en cuya página de Facebook se difundió la anécdota, dijo, sin embargo, que no había nada que temer, porque las serpientes no quieren hacer daño.

“A veces solo quieren acurrucarse”, escribieron.


 

Según The Indian Express, las reacciones en Facebook sobre la historia han sido diversas: unos usuarios no se explican por qué los residentes de la casa no se habían encargado antes de sacar a la serpiente del lugar, mientras que otros simplemente se burlaban.

Esta es la imagen de la serpiente en la cama: