Los funcionarios alegan que mientras ellos tienen que hacer grandes sacrificios y la empresa se ‘ajusta el cinturón’, por una sola persona se invierten millonadas. El presidente de la marca de carros es el mismo de la Juventus.

El gremio sindical italiano, la Unione Sindicale di Base, publicó su sitio web un comunicado de los trabajadores de la compañía de vehículos en el que expresan su descontento y en el que, además, aseguran que la huelga empezaría el 15 de julio e iría hasta el 17 de julio.

“Es inaceptable que durante años usted (el presidente) siguió pidiendo a los trabajadores de FCA [Fiat Chrysler Automobiles] y CNHI [Case y New Holland Industrial] que hagan enormes sacrificios a nivel económico, la compañía gasta cientos de millones de euros en la compra de un futbolista”, señaló el texto.


 

El fichaje de Cristiano Ronaldo provocó polémicas en Italia, pues aparte del astronómico dinero invertido en su compra, Andrea Agnelli, jefe del grupo Fiat y presidente de la Juventus, desembolsará 30 millones de euros para que el jugador portugués sea figura publicitaria de la empresa de carros, según afirmó Marca.

“Todos somos empleados del mismo dueño y en momentos de gran dificultad social; este trato desigual no puede ser aceptado ni será aceptado”, señaló otra parte del comunicado.


 

La ‘Juve’ confirmó que el traspaso de CR7 se dio tras el pago de 100 millones de euros, pagables en 2 contados, “además de la contribución por solidaridad prevista por el reglamento Fifa y gastos accesorios por valor de 12 millones”, indicó el club italiano en su sitio oficial.

De igual forma, el equipo indicó que el contrato del luso se extenderá hasta el 30 de junio de 2022.