Eso se escucha en una grabación que se difunden profusamente en redes sociales, este fin de semana, donde unas mujeres y un joven le reclaman al hombre por el supuesto acto de crueldad contra los animales.

Uno de los 3 videos cuenta con cerca de 300.000 reproducciones, el segundo con más de 52.000 y el tercero con casi 47.000, y la publicación en Facebook que muestra la denuncia del aparente maltrato animal ha sido compartida más de 6.000 veces.

En las primeras imágenes se aprecia al hombre sobre el tejado de su vivienda –ubicada en Bogotá, Colombia, según una página animalistas— discutiendo porque los felinos le causan daños a las tejas. Mientras tanto, una mujer le recrimina:

“¿Usted cómo le va hacer eso a los animales? Qué tal porque usted comete errores también le hicieran lo mismo, o ¿usted es perfecto? Ellos son animales y merecen respeto”.


 

Enseguida, el hombre le responde: “Mi bolsillo sufre y ese respeto a mí nadie me lo da. A mí en el entierro no me va a decir un gatico tome [refiriéndose a dinero]”.

En la misma grabación se escucha a la mujer contarle a otra: “Que le está poniendo veneno para los gatos”.

Además, se oye que la otra mujer llama al sujeto como “Libardo” y le recuerda que él no es el único afectado, que todos los vecinos tienen que cambiar sus tejas y que los gatos los han librado de los ratones.

El hombre refuta: ¿Por qué tiene que aguantarse uno todo? Que entre toda la plaga. Entonces porque son los animales, entonces hay que aguantarnos”. De inmediato, la mujer le recuerda que puede poner el caso en conocimiento de las autoridades para buscar la solución, pero este responde: “Esa solución la voy a poner yo aquí”.

El sujeto replica que tiene 4 tejas rotas y cuestan 80.000 pesos que debe pagar de su dinero.

Posteriormente, se observa que el hombre recibe un frasco pequeño y pide migas de pan. Luego muestra a la cámara el recipiente y asegura: “Veneno para acabar las ratas. Veneno”.

A continuación el video donde el hombre hace esas afirmaciones; enseguida, las otras dos grabaciones en las que se ve poniendo la sustancia desconocida en algunos rincones del tejado y pidiendo que los dueños se apropien de sus mascotas y no los dejen sueltos.

Los tres videos masivos han despertado una ola de críticas divididas entre los usuarios de la red social. Algunos piden que investiguen al hombre y lo atacan con insultos, mientras otros aseguran que él está cuidando su inmueble y le dan la razón de que los culpables son los dueños de los gatos.