El reforzamiento estructural, construcción de cunetas y alcantarillado, señalización y reformas geométricas (corrección de rumbos) de la vía Guayaquil-Salinas son las tareas que, desde este jueves 10 de mayo, están a cargo de la empresa Verdú luego de que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) cediera la concesión, mediante la modalidad de alianza público-privada.

Los trabajos se ejecutarán en cinco frentes: tramos Guayaquil-Chongón, Chongón-Progreso, Progreso-Playas, Progreso-Santa Elena y el paso lateral Santa Elena-Salinas. Adicionalmente, se instalarán tres puntos de peaje en Chongón, Buenos Aires y en la vía a Playas.

La inversión inicial será de aproximadamente $ 303 millones, explicó Boris Palacios, viceministro del MTOP. $ 72 corresponden a las obras de infraestructura y $ 231 a mantenimiento.

“En total, se intervendrán 162 km, de los cuales 15 km corresponden al paso lateral Santa Elena-Salinas, que descongestionará el tráfico actual en el tramo”, aseguró Palacios.


 

Los puntos de peaje se construirán gradualmente, conforme lleguen los ingresos de la tasa. Los valores empezarán a cobrarse desde el último trimestre de 2018 con la estación de Chongón (ya existente).

Los otros puntos de peaje están previstos para 2019 (Playas) y 2020 (Buenos Aires).

“La tarifa establecida es de $ 1 por peaje y, dependiendo de la ruta que se tome, cada chofer pagará máximo $ 2 (por viaje)”, detalló Palacios.


 

El funcionario acotó que con la obra “se disminuirán los tiempos de traslado, mejorará la seguridad vial de los usuarios, siguiendo los lineamientos del Plan Estratégico de Movilidad, a través del modelo de gestión sostenible de Asociación Público Privada”.

Ernesto Solís, presidente de la Asociación de Cooperativas de Transporte de Santa Elena, descartó un incremento inmediato de los pasajes debido al cobro del peaje.

Fuente: El Telégrafo