Milo, un beagle de Middleton (Estados Unidos), se escapó de la casa de sus dueños y luego un desconocido lo encontró adolorido tras el ataque de un puercoespín. Para ayudarlo, esa persona se comunicó con una organización de rescate de animales.

El personal de Granite State Dog Recovery se hizo cargo de Milo: le quitó las púas y ubicó a su dueño. Ahora, el can está en casa “descansando, recuperándose y con antibióticos”, informó Daily Mail.

Esa organización publicó en Facebook dos fotos del animal; en la primera aparece con la cara llena de púas y en la segunda, recostado en una cobija luego de que le retiraran las espinas.

A continuación puedes ver las imágenes:

Facebook: Granite State Dog Recovery.
Facebook: Granite State Dog Recovery.