Franco David Z. es uno de los detenidos en el caso de la pequeña Emilia Benavides, la menor que fue asesinada en diciembre de 2017 y sus restos fueron hallados en una quebrada en la vía que une Loja con la localidad de Chuquiribamba (sur).

El pasado viernes Franco David Z. confesó un crimen que había cometido contra la menor María del Cisne Conde Guamán, la pequeña estaba reportada como desaparecida desde el 22 de enero de 2014.

Estos hechos tienen relación con una red de pornografía infantil que operaba desde Loja.

Día de su desaparición

Sandra Guamán, madre de María del Cisne Conde, el día de la desaparición la envió a comparar a la tienda que estaba a una cuadra de su negocio donde vendía espumilla. Según informa, diario ‘El Telégrafo’ la pequeña compró pero nunca regreso a su hogar.

David Z. fue capturado en marzo cuando 18 integrantes de esta red de pornografía infantil fueron detenidos tras el caso de de Emilia Benavides.

Tras 4 años confesó que violó y mató a la menor

Según las declaraciones del detenido, los restos de María del Cisne estarían enterrados en una de las laderas del sector de Zalapa, al norte de Loja.

Según policías, el detenido dijo que estaba emocionalmente afectado, pues su esposa falleció y su hija quedó inválida. La fiscal, Bella Castillo, señaló que el sujeto consideraba que todo era un “castigo de Dios” por participar en la muerte de la niña y que necesitaba confesarlo todo.

“Dijo que se la llevó con otra persona hacia un sector alejado y desolado de la ciudad y que ahí la violó y después la mató en el mismo día.”


 

El delito de violación está tipificado en el artículo 171 (COIP) y se establece que cuando se produce la muerte de la víctima la sanción oscila entre 22 y 26 años de cárcel.

Fuente: El Telégrafo