El ‘Clásico del Astillero’ 220 fue amarillo. Barcelona se acomoda en la punta, mientras Emelec agrava su presente.

Ayer los ‘toreros’ superaron 3-1 a los ‘eléctricos’ en el estadio Monumental, por la fecha 8 del torneo de la Serie A, y sumaron su sexto triunfo en el año.

Los ‘canarios’, además se mantienen como el único invicto del balompié nacional.

Emelec por su parte, acumula su tercera derrota del año y con sus 13 puntos se queda a siete del puntero.

Era un partido en donde Barcelona llegaba como favorito tras golear en sus dos últimos partidos que jugó en el Monumental: 5-1 a El Nacional y 4-1 a Macará.

Emelec era la otra cara. Dos derrotas y un empate eran sus últimos tres resultados.

Y ante su público los dirigidos por el DT Guillermo Almada quisieron hacerse dueños del partido rápidamente. Sin embargo el equipo de Alfredo Árias lo controlaba sin inconvenientes.

Las conquistas

Pero Barcelona fue efectivo. La zaga central azul conformada por Jorge Guagua y Francisco Silva tuvo inconvenientes y los locales se aprovecharon de aquello.

A los 15 minutos una jugada desde el sector derecho de Pedro Velasco terminó en un centro rasante de Marcos Caicedo, que Juan Ignacio Dinenno envió al fondo del arco de taco. Dinenno ya sumó seis goles en el año con los ‘canarios’.

Emelec sintió el golpe

Era presa fácil de un cuadro amarillo que se lanzó a atacar con Michael Arroyo por izquierda o con Caicedo por derecha. Y se animaban, por el centro con Dinenno, siempre solidario y que bajaba a ayudar en la recuperación.
Después, a los 24 minutos, Érick Castillo aumentó la cuenta tras conectar un tiro de esquina al que Esteban Dreer salió sin determinación.

Los azules no tenían reacción y los hinchas en las gradas con sus manos empezaban a levantar sus manos, abriendo los dedos como pidiendo cinco goles.

Pero el desequilibrio azul dio esperanzas. El ‘Ballet Azul’ descontó a los 41 con un tanto de Brayan Angulo, quien recibió un pase de Ayrton Preciado tras una falla de Caicedo en el medio campo.

Los muchachos de Alfredo Árias cerraban mejor el primer tiempo, pero en el segundo no hubo reacción. Más bien fue el ‘torero’ el que liquidó el juego de forma polémica.

El juez Carlos Orbe pitó un penal después de una falta de Guagua sobre Dinenno. El reclamo de todos los azules era que la falta había sido fuera del área, pero no hubo marcha atrás y Arroyo puso el definitivo 3-1.

Con este resultado Barcelona sumó 20 puntos y es líder absoluto.