Escoltado por un vehículo de rescate del Cuerpo de Bomberos de Cuenca, ayer cerca de las 08:00, salió desde el patio taller, en la avenida México, la unidad 1001 del Tranvía Cuatro Ríos, para la jornada de pruebas anunciada.

Previo a la salida se reunieron representantes del Consejo de Seguridad Ciudadana (CSC), Empresa de Movilidad (EMOV EP), Guardia Ciudadana de Cuenca (GCC), Dirección de Gestión de Riesgos (DGR) y Policía Nacional.

Además; personal de instituciones municipales y de la constructora de esta obra ACTN Tranvía Cuenca, con chalecos verdes y naranjas, se ubicaron en varios puntos de la ruta tranviaria para advertir a transeúntes y conductores.

Ellos llevaban paletas informativas con frases como: respete los semáforos; use paso peatonal, no cruce por las rieles; entre otros, como parte del operativo de seguridad que se organizó para estos ensayos.

Campana

Delante del vagón tranviario, que durante todo el trayecto mantuvo activado un sonido similar al que emite una campana, estuvo un patrullero de la EMOV EP por cuyo parlante se advertía sobre la circulación de este nuevo sistema de transporte.

Avanzó por la avenida De Las Américas y por primera vez pasó por el puente sobre el río Tomebamba, llegó al paso a desnivel de la Ordóñez Lasso, siguió por la Gran Colombia y arribó al sector Corazón de Jesús.

Marcelo Cabrera, alcalde de Cuenca, declaró que estos ensayos son previos a la circulación del tranvía con velocidades reales, en un tramo de unos dos kilómetros y medio, prevista para el 12 de abril. Calificó que será un hito en este proyecto.

Cabrera señaló que el plazo de construcción, de 300 días, que comenzó el 18 de diciembre de 2017, se cumple, y que esta obra estará terminada en este periodo de tiempo según el compromiso que hizo ACTN Tranvía Cuenca.

Subsistemas

Javier Díaz, representante de esta firma constructora, explicó que se probaron dos subsistemas: vías (rieles) y las catenarias (que sirven para la alimentación de energía eléctrica).

“Comprenderá que todavía no existen todos los elementos de seguridad que engloba el proyecto tranvía, que son parte del contrato de ACTN, que ya están en curso de fabricación…”, señaló.


 

Martha Guambaña, moradora del Corazón del Jesús, se mostró molesta ante la presencia del tranvía, pues ella se quejó porque algunas partes de la obra civil aún no están concluidas en este sitio.

Roberto Cárdenas, su vecino, igualmente, pidió a las autoridades municipales que se terminen las trabajos en la veredas para que los peatones pueden caminar con seguridad.

Póliza de seguros

Xavier Barrera, concejal de Cuenca, y presidente de la Comisión de Seguridad y Convivencia Ciudadana del Concejo Cantonal, el Tranvía Cuatro Ríos, tendrá una póliza de seguridad, que cubrirá a terceros en caso de algún percance.

Barrera calificó como positivas las pruebas dinámicas del tranvía cumplidas ayer, que incluyó dos recorridos entre la avenida México, donde está el patio taller, y el Corazón de Jesús.

“Hay algunas conclusiones importantes que se han sacado de esta intervención, inicialmente la ciudadanía no está familiarizada con el tranvía, es un transporte silencioso (…)”, dijo.


 

Aseguro que los recorridos en la parte técnico y de seguridad cumplieron con lo que estaba programado, pero reconoció que hace falta socialización.

Fuente: El Mercurio