La tierra se dividió hace unos días en el suroeste de Kenia, se prolongó por varios kilómetros y atravesó varios campos y carreteras, todo como consecuencia de una falla geológica que hay en el este del continente.

La grieta no es cualquier cosa: tiene hasta 15 metros de profundidad y unos 20 de ancho y, como es natural, varios habitantes de ese país quedaron sorprendidos y alarmados por la fractura. Sin embargo, como dice El País, de España, para que África finalmente se parta en 2 todavía faltan muchos millones de años.

El geólogo David Adede tiene la hipótesis de que es probable que en la grieta hubiera cenizas volcánicas del monte Longonot y que eso, con las lluvias que ha habido en los últimos días en esa región, habría facilitado la aparición de la gigantesca división, dice Daily Nation.

Por eso, el experto dice que podría haber más grietas así en caso de que las lluvias continúen, tal y como han sido previstas para las próximas semanas. “La gente debe tener cuidado especialmente cuando llueve. Las fracturas corren en línea recta, así que puedes prever por donde van a pasar. Si ves una grieta viniendo hacia a ti, aléjate”, dijo Adade citado por ABC.

El País coincide al decir que esta no será la última vez que algo así pase en África, ya que subterráneamente se está produciendo la división de la placa africana en otras 2 placas: la nubia y la etíope, que es la que se separaría del continente.

Este video muestra la magnitud de la grieta:

Muchas personas vaticinan cómo quedará el continente en 50 millones de años y dicen no poder esperar para verlo:

Y como la grieta parece traída de la ficción, muchas personas le han encontrado similitud con el desastre que hizo la ardilla ‘Scrat’ en la famosa película ‘La era de hielo’: