Arnold Schwarzenegger, estrella del cine de acción de Hollywood y exgobernador de California de 70 años, ha sido sometido este jueves a una operación cardiaca de emergencia según revela el portal estadounidense TMZ.

De acuerdo a la información de este medio, el actor acudió al Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles para que le reemplazaran la válvula aórtica con catéter mediante una cirugía experimental que dio lugar a complicaciones posteriores.

Los médicos, conscientes del riesgo y preparados en caso de que fallara el reemplazo, rápidamente decidieron que Schwarzenegger necesitaba ser nuevamente operado de urgencia a corazón abierto en una intervención que duró varias horas. En estos momentos, su situación es estable dentro de la gravedad de la intervención y se encuentra recuperándose en ese mismo hospital.

Daniel Ketchell, un representante de Arnold Schwarzenegger, confirmó a través de Twitter que le han sometido a esta operación cardiaca de emergencia publicando este comunicado que explica las circunstancias y agradece el esfuerzo al equipo médico del hospital.

“El gobernador Schwarzenegger se sometió a un procedimiento planeado en el Cedars-Sinai para reemplazar una válvula pulmonar que se reemplazó originalmente debido a un defecto cardíaco congénito en 1997. Esa válvula de reemplazo de 1997 nunca fue pensada para ser permanente, y ha superado su esperanza de vida, por lo que eligió reemplazarla ayer por una de válvula de catéter menos invasiva. Durante ese procedimiento, estaba preparado un equipo de cirugía a corazón abierto, ya que con frecuencia se encuentran en estas circunstancias, en caso de que no se pudiera realizar el procedimiento del catéter. La válvula pulmonar de Schwarzenegger fue reemplazada con éxito y actualmente se está recuperando de la cirugía y se encuentra en condición estable. Queremos agradecer a todo el equipo médico por sus incansables esfuerzos”.


Como recuerda su representante, Schwarzenegger recibió un reemplazo de válvula aórtica en 1997 a causa de un problema congénito. Tenía 49 años y en ese momento él mismo explicó por qué decidió someterse a esa operación a pesar de que los doctores no la consideraban urgente.

“Nunca me he sentido enfermo o he notado ningún síntoma, pero sabía que más tarde o más temprano iba a tener que tratarme de esta afección. Les dije a los médicos: ‘Hagámoslo ahora, mientras soy joven y estoy saludable’. Estuvieron de acuerdo en que este era el camino a seguir”, comentó Schwarzenegger.