Si quieres adelgazar ciertas partes de tu cuerpo, deberías encontrar el ejercicio perfecto para esa zona específica. Por eso, a continuación te brindamos una guía básica de ejercicios ideales para adelgazar brazos, piernas y abdomen:

Ejercicios para adelgazar brazos

Para adelgazar y conquistar brazos definidos se indican ejercicios que tienen foco en las regiones del bíceps y tríceps. La combinación de actividades dirigidas a las áreas debe realizarse en 3 o 3 series de 15 repeticiones para principiantes. La frecuencia media de entrenamiento recomendada es de 2 veces por semana.

Flexiones en la pared: de pie en frente de una pared, con el rostro cerca de ella, coloca las manos en la pared alineadas al ancho de los hombros, luego da un paso hacia atrás y dejar los pies juntos. Si el ejercicio te resulta difícil, aléjate de la pared hasta encontrar el lugar donde te sientas más cómoda.

Buceo en la piso: siéntate en el suelo con las rodillas dobladas y los pies mirando hacia delante. Contrae el abdomen, glúteos y levanta la pelvis hacia arriba hasta que tu cuerpo esté en una posición de mesa inversa. Baje el cuerpo doblando los brazos y activando tus tríceps sin colocar los glúteos en el suelo. Repita durante un minuto.

Medio círculo de brazo: de pie con los pies alineados a la cadera y los brazos alineados con los hombros, mantenlos paralelos al suelo. Con las palmas de las manos hacia adelante, ciérralas como si estuvieras sosteniendo una pelota de tenis en cada una. Gira todo tu brazo hacia delante en un semicírculo y ve hacia delante y hacia atrás. Mantén los codos estirados para maximizar el envolvimiento muscular y haz el movimiento con intensidad.

Ejercicios para adelgazar piernas

Para que las piernas y, especialmente, la parte interna de los muslos, adelgacen y estén libres de celulitis, debes realizar una combinación de nutrición adecuada y ejercicios. Conozca algunas actividades orientadas hacia la región de los muslos:

Ejercicios en la escalera: subir dos escalones a la vez, intercalar carrera y caminar, respetando intervalos y siguiendo determinadas secuencias que pueden ser orientadas por un instructor son medidas que garantizan piernas más finas y definidas.

Ejercicios de pilates: esta actividad requiere fuerza, equilibrio y concentración, pero es una gran opción para adelgazar las piernas. La práctica construye musculatura en las áreas centrales e inferiores del cuerpo, convirtiéndose en un ejercicio perfecto para obtener piernas fuertes.

Círculos de pierna: acuéstate sobre el lado derecho del cuerpo y pon tu brazo izquierdo en el suelo delante de ti para dar apoyo y equilibrio. Levanta la pierna hasta la altura de la cadera y haz círculos. Repite 80 veces los círculos, alternando las piernas.

Sentadillas: esta actividad, con o sin peso, promueve la fuerza y definición a las piernas. Para el movimiento inicial, mantén las piernas alineadas a los hombros, y baja lentamente los glúteos, doblando las rodillas y manteniendo los brazos extendidos hacia delante. Arquea la espalda un poco, pero mantén el tronco siempre erguido. Usa tus piernas y caderas para levantarte y volver a la posición inicial. Haz 3 series de 20 veces cada una.

Ejercicios para aplanar el abdomen

Al contrario de lo que mucha gente se imagina, las series de abdominales no son las únicas que ayudan a adelgazar y definir la región del vientre. Diversas actividades son capaces de aplanar el abdomen sin transformar los ejercicios en algo monótono y repetitivo.

Ejercicio con pelota: acuéstate sobre una colchoneta y dobla las piernas manteniendo los pies ligeramente separados y apoyados en el suelo. Levanta el tronco y sujeta una pelota mediana con las dos manos. Toma la pelota solo con la mano derecha y levanta la pierna derecha. Pasa el balón por debajo de la pierna, por el lateral externo. A continuación, lleva la pelota hasta entre las rodillas y tómala con la mano izquierda. Repite el movimiento con la pierna izquierda.

Alta intensidad: el entrenamiento de alta intensidad en intervalos (HIIT, por sus siglas en Inglés) es un modo de entrenamiento que combina movimientos de alta intensidad con otros de baja intensidad o reposo absoluto. La combinación de 30 minutos de aeróbico con 40 minutos de musculación de 3 a 4 veces a la semana es suficiente para obtener resultados.

Plancha: acuéstate boca abajo y deja los codos en el suelo, alineados a los hombros. Haz fuerza para elevar el tronco, siempre contrayendo el abdomen. Durante el ejercicio, mantén el cuerpo completamente recto, sin levantar el trasero o bajar la cadera. Permanece así de 5 a 10 segundos y repite por 6 veces.

Elevación lateral de piernas: acuéstate sobre un lado, dejando la columna recta y las piernas extendidas en la línea troncal, pegados una a la otra. Apoya la cabeza en una de tus manos y deje la otra en el suelo, delante del tronco. Eleva las dos piernas juntas, sin separarlas, y baja despacio. Para intensificar, es posible usar tobilleras. Haz de 2 a 3 series de 12 a 15 veces para cada lado.

Puente: acuéstate boca arriba y dobla las rodillas para que tus pies estén bien apoyados en el suelo. Deja los brazos estirados en el suelo, junto al cuerpo. En esa posición, eleva la cadera lo máximo que logre y vuelva. Haz 3 series de 15.

Flexión lateral: párate con los pies paralelos y las piernas ligeramente separadas. Sostén una mancuerna en una mano. Haz una flexión hacia el lateral del cuerpo que no está con el peso (es decir, si se sostiene con la mano derecha, inclina el cuerpo hacia la izquierda, y viceversa). Durante el movimiento, la mano que no sostiene la mancuerna debe estar junto a la pierna. Haz de 2 a 3 series de 15 a 20 para cada lado.