El penoso incidente ocurrió en un conjunto residencial en Florida, Estados Unidos, cuando por un error de la conductora, el vehículo, con su esposo y su hija dentro de él, terminó sumergido en el agua casi por completo.

El hecho ocurrió este martes, cuando la mujer pensó que había dejado el carro (automático) en modo ‘parqueo’ antes de salir corriendo hacia su apartamento para recoger algo de dinero, reporta Fox News.

Sin embargo, el carro no estaba en ‘parqueo’ (lo que habría evitado que se moviera hacia algún lado), sino en otro cambio, por lo que el vehículo rodó y terminó en el fondo de la piscina del conjunto.

Facebook, Oficina del Sheriff del condado de Okaloosa

El carro quedó solo con la parte superior del vidrio panorámico y el techo por fuera del agua y, por fortuna, a pesar del susto, ni la niña ni el hombre que estaban dentro de él resultaron heridos, agrega Sun Sentinel.

Facebook, Oficina del Sheriff del condado de Okaloosa

Lo que sí debe doler ahora es que, a pesar de que el motor del carro podría salvarse después del chapuzón, el vehículo quedó en pérdida total, y pensar en cómo quedó la cojinería después del accidente es como echar sal en una herida.