Trabajadores de la radio Super k-800 y grupo de radios incautados, La Prensa Sport, Radio Revolución y Radio Carrusel, anuncian paralización y silencian sus programación, por protestas ante las autoridades tras no recibir sus pagos de sus mensualidades, seguro social y falta de pago al SRI.