Luego del robo de datos a más de 50 millones de usuarios, surgió la duda sobre cómo compañías como Cambridge Analytica conseguían la información. Ahora, se conoció que gran cantidad de aplicaciones a las que se le dan permisos son las culpables.

Una de las razones de la filtración masiva de información se dio porque las personas utilizan aplicaciones de diferentes tipos, entregándoles a estas todos los permisos incluyendo su lista de amigos y la posibilidad de hacer con los datos lo que quieran. En ese sentido, un test de personalidad hecho por 270.000 personas fue el culpable del problema al que se está enfrentando hoy la red social, según explica Gizmodo.

No hay una lista específica, por lo que cualquier aplicación a la que se entró en algún momento y a la que se le otorgaron los permisos es potencialmente peligrosa y podría en algún momento comprometer la seguridad de los usuarios.

Por esta razón hay que acceder a la parte de ‘Configuración’, luego entrar a ‘Configuración de la cuenta’ y luego a ‘Aplicaciones’ para poder eliminar las que el usuario considere peligrosas o desconfiables.

Facebook señala que esta clase de aplicaciones atenta contra sus reglas de privacidad y, en caso de que hicieran una revisión, no la pasarían. Pero, como añade el mismo medio, todas las ‘apps’ que pedían datos y que no estaban reguladas cuando empezó a crecer la plataforma, hoy en día siguen siendo dueñas de toda la información, incluso las eliminadas recientemente pueden tener los datos almacenados en sus servidores.