Lorena Cardozo, la mujer encontrada sin vida en la carretera, habría muerto por asfixia, pero los familiares creen que fue asesinada.

Una de sus primas, que pidió guardar su identidad, indicó que según el examen de la autopsia, la venezolana se habría ahogado con su propio vómito.

Sin embargo, creen que pudo haber sido asesinada. Dijo que el cadáver presenta un rasguño en uno de sus párpados y en su pie varias punzadas con agujas en forma de corazón.

Además, la forma en que fue abandonada, sin ropa y a un costado de una vía que conduce a una cantera, les genera más sospechas.

Pero, por el momento los familiares dijeron que quieren encargarse del sepelio y después analizarán si ponen o no la denuncia para que se investigue su muerte.

El fiscal Washington Yaranga manifestó que el examen forense descartó una muerte violenta, pero indicó que se dispuso realizar los exámenes toxicológicos para determinar qué sustancias pudieron haber provocado su muerte.

Adicionalmente se realiza una investigación para saber el lugar donde murió Lorena y las personas que estaban con ella el día de su fallecimiento; además quiénes se encargaron de botar su cuerpo en la vía, dijo Yaranga.

También se trabaja para identificar a las personas que estuvieron con Lorena la noche del viernes.

El fiscal indicó que la chica no fue violada y tampoco tuvo relaciones sexuales.

Salió a cenar

El viernes, antes de que Lorena saliera de casa, le avisó a su prima que saldría a cenar.

“No estaba vestida con ropa de fiesta. Por eso, pensé que iba a estar por aquí cerca. Pero no regresó en toda la noche”, dijo el familiar.


 

Al día siguiente, sábado, sus familiares se enteraron de su muerte a través de las redes sociales, donde circulaban las fotos en el sitio del hallazgo.

Su cuerpo estaba desnudo, solo tenía la ropa interior hasta la rodilla.

Después, los familiares se dirigieron al Centro Forense, reconocieron el cuerpo y en horas de la tarde lo retiraron.

Lorena está siendo velada en la avenida 103 y calle 121 de la parroquia Los Esteros, en una casa que compartía con sus primas.

Esperan a padres

El funeral está previsto para el martes en Manta. Mientras, se espera la llegada del papá y una tía de Lorena que están viajando desde Venezuela.

Lorena vendía empanadas para ganarse la vida. Era licenciada en Agroalimentaria y tenía previsto regresar a su país para graduarse.

El hallazgo del cadáver de Lorena causó conmoción en la ciudadanía manabita.