Una mujer residente en la provincia de Genan (China) usó su teléfono para distraerse durante su largo recorrido en tren hacia la ciudad de Guangzhou. Ella se recostó hacia el lado derecho y duró 20 horas en esa posición.

El vagón estaba lleno y probablemente la mujer no pudo reacomodarse, aunque, de acuerdo con Daily Mail, también cabe la posibilidad de que ella no hubiera querido cambiar de posición.

Cuando la mujer se bajó del tren, de inmediato se desmayó en la plataforma de la estación y tuvo que ser trasladada a un hospital. Una resonancia magnética reveló que tenía múltiples y grandes coágulos de sangre en el cerebro, indicó el diario inglés.

Agregó que los médicos tardaron 3 horas en extraerle los coágulos, los cuales medían casi 2 centímetros. Según el neurólogo Meng Heng, estos tenían el doble del tamaño de lo que generalmente se ve en otros pacientes.

El doctor, además, explicó cómo ocurrió la lesión: el hecho de que ella mantuviera una misma posición por tanto tiempo hizo que se comprimieran los vasos sanguíneos del lado derecho de su cuello. Heng también señaló que la mujer tenía buena salud antes de que se presentara el incidente.

La mujer, cuya identidad no trascendió, salió bien de la cirugía y poco después, cuando se recuperaba en la camilla, fue vista jugando de nuevo con su celular. Daily Mail compartió fotografías de ese momento; para verlas, haz clic en este enlace.