Un menor de aproximadamente 12 años fue encontrado encadenado a la ventana de su casa, ubicada en el sur de Guayaquil.

Esto sucedió después de que moradores del sector alertaran a la Policía Nacional de gritos de dolor del niño.

El domicilio donde se encontró al menor está ubicado en la calle 9na y Febres Cordero, suroeste de la ciudad.

Según información de RTS, se presume que el menor era encadenado para evitar que saliera a consumir drogas. Esta también sería la versión de la madre.

“En primera instancia se logró visualizar que el menor se encontraba con una cadena maniatado en su pierna; por lo que inmediatamente se procedió a la recuperación”, expresó un agente de Policía.


 

De igual forma, informó que en ese momento se iban a trasladar a la unidad de flagrancia para llevar a cabo el debido procedimiento.

Los oficiales también lograron constatar que el menor presentaba un hematoma en el ojo izquierdo.

Los moradores del sector se mostraron indignados por lo sucedido y explicaron que lo acontecido no era ‘nuevo’.

“Este tipo de comportamiento se ha venido dando desde hace dos años”, expresó un vecina.


 

Además, sostuvo que el menor era víctima de maltrato y que usualmente se escuchaban gritos desde el interior de la casa.

No obstante, la Policía únicamente informó que a simple vista “se puede visualizar que el niño se encuentra en unas condiciones precarias o de maltrato. No se puede determinar exactamente por parte de qué persona, pero dentro del proceso investigativo se lo hará”.

El menor fue aislado por la Dinapen y fue sometido a un reconocimiento médico. Se contempla que sea llevado a una casa de acogida.

Por otra parte, la madre del menor fue aprehendida para investigaciones.