Ocurrió durante una audición de ‘American Idol’, donde la cantante hace parte del jurado que califica a los concursantes. Benjamin Glaze salió al escenario, se presentó y dijo que trabajaba como cajero en una tienda de productos electrónicos.

El joven aseguró que disfrutaba de su labor en ese lugar porque allí lo saludaban muchas “chicas bonitas”. Uno de los jueces, el cantante de música country Luke Bryan, le preguntó que si alguna vez había besado a una chica y si le había gustado, haciendo referencia a la canción ‘I kissed a girl’ (yo besé a una chica), de Katy Perry.

En ese momento, Benjamin confesó lo siguiente:

“No, yo nunca he estado en una relación y tampoco he besado a una chica sin estar en una relación”.


 

Katy le pidió a Benjamin que se acercara para darle un beso, ante lo cual él quedó bastante sorprendido. La artista se levantó de la silla y le acercó su mejilla para que el joven le diera un beso. Él lo hizo, pero ella sugirió que no lo hizo tan bien, así que lo repitieron.

En la segunda oportunidad, Katy volteó su rostro de manera inesperada y besó a Benjamin en la boca. Él cayó al piso, bastante emocionado por lo que había acabado de suceder, mientras que ella levantó sus brazos como si se tratara de una victoria.

Poco después, el joven hizo su audición; sin embargo, no logró convencer a los jueces y no pudo continuar a la siguiente ronda del concurso.