El astrofísico británico tenía absoluta certeza de su existencia y consideraba que su llegada al planeta Tierra sería como la de Cristóbal Colón a América, que “no terminó muy bien para los nativos”.

Para Hawking, una visita de seres de otros planetas constituiría una amenaza inminente, pues la única razón que tendrían para visitar la Tierra sería la explotación de los recursos naturales, según explicó a la cadena Discovery en el documental ‘Into the universe’, de 2010.

“Estos extraterrestes avanzados, probablemente se convertirán en nómadas, buscando conquistar y colonizar cualquier planeta que quieran alcanzar”, cita el portal Aweita.


 

“Para mi cerebro matemático, de números puros, pensar en vida extraterrestre es algo del todo racional. El verdadero desafío es descubrir cómo podrían ser esos extraterrestres”, decia Hawking.


 

Y para descubrirlo, en julio de 2015, Hawking presentó en la Royal Society de Londres un proyecto de búsqueda de vida extraterrestre.

En abril de 2016, Hawking mostró su apoyo a un programa financiado por el millonario ruso Yuri Milner para enviar una nave a otro sistema solar, que incluye un nuevo modelo de sonda espacial y con el que promete alcanzar el sistema estelar más cercano, Alfa Centauri.

Hawking aseguró que de ello depende el futuro de la humanidad, que no podrá sobrevivir otros mil años sin escapar “más allá de nuestro frágil planeta”.

El único enigma que, según él, nunca logró desentrañar, fueron “las mujeres”, así lo declaró una vez a la revista New Scientist.

“Son un misterio total”