La mujer, identificada como Alisson Llerena de Mendiburu, habría fallecido como consecuencia de un shock hipovolémico y una hemorragia externa masiva, luego de realizar un peligroso juego sexual con su esposo, Rubén Valera, quien es doctor.

El hecho se presentó en Perú y fue investigado a profundidad por el programa Panorama, de ese país. De acuerdo con la información entregada por ese espacio periodístico, la mujer habría usado un casquillo de un proyectil de mortero en medio de las relaciones sexuales que sostuvo con su esposo, luego de llegar a su casa en estado de ebriedad.

Durante el programa, un agente de la División de investigación criminal de Arequipa, Perú, confirmó que se encontraron rastros de sangre y vello púbico en el misil de plástico usado por la mujer y que este era de 40 centímetros de largo y 7 centímetros de ancho.

“No recuerdo cuantos objetos sexuales teníamos. Tampoco recuerdo las características del objeto sexual que le introduje o el tiempo que lo hice”, aseguró el esposo de la fallecida en su declaración policial.


 

Dado que el hombre era médico, y en la habitación donde encontraron el cuerpo de Alisson Llerena de Mendiburu habían ampollas con anestesia, se maneja la hipótesis de que el esposo, también doctor, anestesiaba a la mujer para llevar sus juegos sexuales al límite, señala Infobae.

Valera fue acusado por el delito de feminicidio y tenencia ilegal de armas. Sin embargo, el hombre quedó en libertad por comparecencia restringida, lo que hace que no pueda salir del país, reseña Perú 21.