El Nacional cumplió con su afición y se clasificó a la segunda fase de Copa Sudamericana, tras empatar 1-1 con San José en Oruro. Miguel Parrales, quien marcó el gol de la clasificación y Johan Padilla, golero que salvó la valla del ‘Rojo’ fueron sin lugar a dudas los mejores elementos del cuadro dirigido por, Eduardo Favaro.

Luego del empate que consiguió el ‘Rojo’ a los 80 minutos, su arquero empezó a quemar tiempo, era evidente que no quería que le sorprendan con otro gol. Precisamente para evitar aquello, es que a los 89 minutos de juego el juez central, José Argote le mostró la cartulina amarilla, posteriormente y mientras se acercaba el réferi venezolano, el futbolista de 25 años fingió un pellizco a la altura de su cuello, por lo que de inmediato cayó sobre el gramado.

Los medios se han hecho eco de esta acción que ha provocado comentarios positivos y negativos a la vez. Al puro estilo ‘banguerazo’, Padilla mostró sus habilidades para calmar un poco el contragolpe del cuadro ‘Minero’, que en adicionales quería anotar el 2-1, resultado que le hubiere dado el pase a la siguiente ronda.

Fuente: Tera Deportes