Un avión de transporte militar ruso con 32 personas a bordo se ha estrellado este martes a su llegada a la base aérea de Hmeymim, ubicada en la provincia de Latakia, en la costa norte de Siria, sin que haya supervivientes, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso.

El suceso se ha producido sobre las 15.00 (hora local), cuando el Antonov AN-26 se ha precipitado al vacío durante la maniobra de aterrizaje en Hmeymim. El Ministerio de Defensa ha indicado que ninguno de sus 32 ocupantes –26 pasajeros y seis tripulantes– ha sobrevivido.

“El siniestro, según la información preliminar, podría deberse a un fallo técnico”, han señalado las autoridades rusas, de acuerdo con la agencia de noticias Sputnik.

Aunque se cree que “el avión no sufrió ataque alguno”, las Fuerzas Armadas han asegurado que estudiarán “todas las hispótesis”.

Fuente: Europa Press