El hecho sucedió en la ciudad de Fuzhou, China, y afortunadamente no tuvo un final trágico. La niña no alcanzó a terminar todos los trabajos que tenía durante las vacaciones de la celebración del Año Nuevo en ese país y por eso entró en pánico.

Así lo reseña Mirror, medio de comunicación que también cita la declaración de la tía de la niña, luego de que esta saltara desde el piso 15 del edificio en el que vivía junto a sus padres. “Ella estaba muy emocional, no había terminado su tarea”, aseguró la familiar.

Las autoridades locales reaccionaron rápidamente al enterarse de que la niña tenía pensado saltar y lograron ubicar en el primer piso del edificio un colchón gigante en el que pudiera caer la niña si ella finalmente tomaba esa decisión.

Los bomberos intentaron persuadir a la menor de edad y rescatarla en la ventana, pero no lo lograron y la niña saltó. El colchón recibió a la niña y salvó su vida. Afortunadamente, la niña solo tuvo raspones en una oreja, detalla el portal Sin Embargo.

Medios locales difundieron el video de la caída de la niña, que se puede apreciar a continuación. Advertencia: el video contiene imágenes fuertes.