Dos militares sufrieron heridas leves la mañana de este viernes. El Ejército ecuatoriano informó que el hecho se produjo durante el mantenimiento del armamento de dotación que se cumple cada viernes.

El hecho se suscitó en las instalaciones del Agrupamiento de Comunicaciones 6 de Diciembre, al norte de Quito.

Durante las labores de mantenimiento, un disparo se salió del arma de uno de los militares cuando manipulaba su equipo. La salida de la bala provocó una herida en su mano izquierda y también rozó la pierna de una oficial.

Inmediatamente, los uniformados fueron trasladados al Hospital Militar. El personal a cargo confirmó que los gendarmes será dados de alta, puesto que se trató de heridas superficiales. El Ejército informó que se emitirá un comunicado sobre el hecho.

Fuente: El Telégrafo