Varias organizaciones denunciaron que la empresa fabricante de las famosas galletas Oreo, Mondeléz Internacional, está acabando con la salud y la vida de muchos de sus consumidores y empleados.

En las denuncias se especifica que la famosa compañía está utilizando altas cantidades de químicos para la elaboración de sus productos comestibles.

Por lo tanto, fue el diario Chicago Tribune quien publicó que los los empleados de Mondeléz Internacional la habían demandado porque se les desarrolló cáncer pulmonar a causa de las altas exposiciones de diacetilo, saborizante artificial.

A causa del escándalo, la empresa dejó la planta de producción que tenía en Chicago, Estados Unidos, para trasladarla a Nuevo León, México.

ONGs en contra de el fabricante de Oreo

Es por eso, que varias Organizaciones no Gubarnamentales (ONGs) advirtieron que la salud de los trabajadores en Nuevo León podría estar en grave riesgo.

Martha Ojeda, miembro de la organización Worker Justice, reveló en noviembre asado que: “En las galletas, en el pan, todo eso, usan mucho el diacetileno”.

Y agregó:

“El diacetileno causa problemas respiratorios, que causa enfisema pulmonar y cáncer pulmonar”.


 

“Ahorita hay demandas de trabajadores de Chicago a Nabisco por exactamente la exposición prolongada de esos químicos y que tienen problemas de cáncer”, enfatizó.


 

Además, mencionó que el traslado de la fábrica de galletas a México, no fue casualidad, ya que, Mondeléz, “se mueve a lugares donde la mano de obra es barata y donde no hay un sistema que aplique la ley como México”.