El gobierno de Alemania informó este jueves que el ciberataque contra su red digital revelado por la prensa el miércoles “sigue en curso”, señaló el comité de inteligencia del parlamento, sin confirmar si hackers rusos estarían detrás como se había señalado.

“Es un ciberataque real contra los sistemas del gobierno que sigue en curso”, dijo Armin Schuster, presidente del comité en el Bundestag, sin proveer más detalles.

Varios ministerios del gobierno alemán resultaron afectados, incluyendo los de Defensa y Exteriores, indicó la agencia DPA.

Medios alemanes habían revelado el ataque el miércoles e indicado que el grupo de hackers rusos Fancy Bear, también conocido como APT28, sería responsable, según dijo la cadena Deutsche Welle.

Fancy Bear ya había lanzado un ataque contra el Bundestag en 2015, aunque en esta ocasión las autoridades todavía no lo han confirmado.

El ataque actual fue detectado por los servicios secretos alemanes en diciembre del año pasado, pero es posible que estuviera activo desde antes incluso.

Los hackers de Fancy Bear, que se cree están vinculados con los servicios de inteligencia militares de Rusia, lograron ingresar en la red gubernamental con un malware, un programa con intenciones de generar daños.

De acuerdo a reportes del periódico Die Welt, este ciberataque podría enmarcarse en una ofensiva más grande contra varios países de la Unión Europa.

Al momento no estaba claro el nivel de daños causados ni los datos robados por los hackers.